CON ACTIVOS NATURALES - CRUELTY FREE - SIN PARABENOS NI FTALATOS

Sostener buenos hábitos y una dieta saludable para nuestra piel, ¿Se puede? ¡SI! ¡Se puede! Pero no pretendas hacer cosas que jamás has hecho porque termina transformándose en una utopía. Son pequeños y sencillos actos los que definen el bienestar.

Existe una frase que afortunadamente se popularizó y que es sagrada:

“Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina.” Hipócrates.

¡Cuánta razón!

Así que en esta oportunidad hablemos de alimentos ideales para el cuidado de la piel que podés incorporar diariamente.  Estar bien no necesariamente es sacrificado!

ANTES RECORDÁ QUE EXISTE UNA TÉTRADA INDISPENSABLE:
  • Hidratación
  • Buen dormir
  • Prevención con la toma de sol.
  • Una buena cosmética de efecto sostenido.
TOMÁ NOTA
  • Fuentes de Vitamina E. Protege a las células frente al stress oxidativo. Frutos secos, Aceites, vegetales de hojas verdes, Semillas y Germen de Trigo.

Como siempre: Crudas es mejor.

  • Fuentes de Betacaroteno, precursor de la vitamina A. Regula la queratogénesis, es decir, la formación de una de las capas de la piel. También favorece la pigmentación, son antioxidantes y ayudan en la cicatrización.

¿Sabías que tiene propiedades fotoprotectoras? Así que es recomendable su consumo antes de tomar sol, porque no solo facilita el bronceado sino que además protege.

Se halla en todas las frutas y verduras de color amarillo fuerte o naranja. Zanahoria, zapallo, mango, Damasco, Durazno. También en vegetales de hoja verde oscura. Un tip: Cuanto más fresco o crudo consumas el alimento, mayor cantidad de betacaroteno.

  • Fuentes de vitamina C, potente antioxidante que interviene en la formación de colágeno.

Todo tipo de Cítricos y Kiwi. ¿Sabías que el KIWI tiene concentraciones altísimas de vitamina C?. También los Frutos Rojos, Tomate y Ají.

  • Fuentes de Selenio: (¡Natural, no industrial! Ojo!). Antioxidante que, además, protege la piel brindando elasticidad. Se halla en los cereales integrales.
  • Fuentes de proteínas: Los huevos aportan lo que se llama “Proteína de Alto Valor Biológico”.
  • Fuentes de Licopeno. EL tomate. Protegen a las células frente a los radicales libres.

Tip: Consumiéndolos cocinados se mejora la utilización del Licopeno. Una de las pocas recomendaciones de cocción.

  • Otros ricos en antioxidantes: Brócoli y la familia de los coles (repollo, etc.).

Por último, una gran recomendación: Siempre es claramente mejor si el alimento es orgánico y los huevos pastoriles.