3 CUOTAS SIN INTERÉS - ENVÍOS GRATIS CABA Y GBA $6.000 - INTERIOR $8.000

Amo compartir “pequeños placeres de la vida” ¡porque creo que de eso se compone la felicidad!

Este fin de semana tuve la agradable visita de unos amigos e instintivamente prendí mi hornillo para recibirlos como se merecen: ¡con aromas agradables, luz y mucho amor!. Concienticé lo que estaba haciendo y comprendí que nunca antes les había escrito sobre las esencias y su uso en ambientación. Claro, ¡dicho de esta manera suena “ frío”

Pero, tener una noción sobre los aceites esenciales es una manera de abrir el corazón.

Por grupos y por armonía

Casi como un juego, al momento de preparar la casa para recibir a mi gente querida, siempre prendo mi hornillo y proyecto cómo será el momento del encuentro (¿sonó a propaganda, no? Jaja! Nada que ver).

  • Hay veces que presumo que ese momento será calmo, de buenas charlas, espaciosas y verdaderamente comunicativas, entonces se me vienen a la cabeza esencias como la Lavanda o la Melisa que son ideales para calmar los ánimos y las ansiedades.
  • Otras veces dimensiono un momento enérgico y alegre, fresco. Entonces considero a los cítricos sin lugar a duda. El Naranjo Dulce y el Neroli, sobretodo si en la reunión va a haber niños.
  • Si el evento es romántico, además de prender velitas y elegir una buena música de fondo uso Neroli o Sándalo. Son como un manto de dulzura (¡por más meloso que así suene, no tiene otra descripción!).
  • Si el ambiente es meditativo, creo que lo conveniente es más “herbal”. El Romero es muy agradable. Aunque si estamos muy arriba, podemos considerar la primera opción: Lavanda o Melisa.
  • Para esos días veraniegos, pesados y calurosos, es una excelente opción los frescos y repelentes como el Lemongrass, la Menta o la Citronella.
  • En cambio, si los días son muy fríos, algo intenso puede ser de ayuda. Como el Sándalo y el Cedro.
  • Y por último, algo que me encanta: esos días de limpieza del hogar, opto por esencias como la Menta, la Lima o el Tea Tree.

¡Espero que esta breve guía sea de buena utilidad porque me parece que animarse a abrirle la puerta a los aceites esenciales es un viaje de ida!!!